Avancemos Juntos Texas: Ayuda para niños con discapacidad y necesidades especiales

Avancemos Juntos Texas: Ayuda para niños con discapacidad y necesidades especiales

Experiencia personal de una contadora sobre cómo obtener SSI

06/15/2017 | Publicado por: Trisha Bonilla, CPA

Conseguir ayuda financiera que pague el tratamiento médico y la terapia de mi hijo ha requerido mucha labor de mi parte. Soy contadora, y a pesar que trabajo en cuestiones financieras todo el día, encontrar y recibir ayuda económica para que mi hijo obtenga la mejor atención posible, ha sido agotador. Sin embargo, a lo largo del camino he descubierto que las familias de clase media con hijos que tienen gastos médicos muy altos, pueden recibir ayuda. Y quiero compartir mi historia porque espero que te ayude.

Primero quiero contarles un poco acerca de mi hijo, porque a fin de cuentas esto es sobre él:

Mi hijo tiene 15 años de edad y está en el espectro autista. Los síntomas principales que lo afectan son la ansiedad y que padece de trastorno obsesivo compulsivo (OCD por sus siglas en inglés). En la primaria le fue muy bien asistiendo a una clase estándar. Pero la secundaria en una escuela pública grande y que estudiara ahí no funcionó. Cuando estaba en el grado 7, hubo muchos días en los cuales los síntomas de ansiedad y OCD fueron tan intensos, que prácticamente no podía salir de su cuarto. Tratar de forzarlo a que fuera a la escuela, fue un desastre. Más adelante trato de quitarse la vida. Llego al punto en que necesitaba terapia casi diaria y que lo internáramos 2 veces en el hospital solo para que pudiera sobrevivir. Tratamos de darle una educación académica en casa y también lo mandamos a una escuela subsidiada pequeña (Charter School). Pero después encontramos una escuela en Utah, la cual además de ser escuela es un centro de residencial de tratamiento. Mi hijo va muy bien con la enseñanza y el tratamiento que recibe ahí.

Pero todo esto cuesta mucho dinero y el seguro médico no cubre casi nada de esto.  El seguro paga por el tratamiento que recibe solo cuando él tiene una [crisis](link to: https://www.navigatelifetexas.org/es/diagnosis-healthcare/supporting-a-child-through-a-mental-health-crisis). Sin embargo, cuando lo internamos en un hospital para un tratamiento a corto plazo que estuviera cubierto por el seguro médico, tuvo una crisis pocos días después de regresar a casa. Fue entonces que tanto mi hijo, nosotros y su médico, vimos que lo que necesitaba era cuidado a largo plazo como el que está recibiendo actualmente. Bueno, todos nosotros nos dimos cuenta de esto, menos la compañía de seguros.

Su escuela es la que hace los arreglos para que reciba la terapia ocupacional y que le envíen los medicamentos recetados por correo. Pero los proveedores de estos medicamentos no están en la red de proveedores de nuestro plan, así que la compañía de seguros se ha rehusado a cubrir los gastos y nos ha cobrado el costo total.

Entonces decidimos [apelar la decisión del seguro médico](link to: https://www.navigatelifetexas.org/es/insurance-financial-help/appealing-a-health-insurance-decision). Uno de los centros donde recibe tratamiento nos puso en contacto con una compañía que ayuda con apelaciones que uno hace a las compañías aseguradoras. Ellos se encargaron de completar los documentos y de llamar a la compañía aseguradora a nombre de nosotros. El centro de tratamiento pagó por las primeras 10 horas que facturó esta compañía, y después de eso nosotros pagamos sus honorarios por hora. Probablemente tú puedes encontrar una compañía como ésta, haciendo una búsqueda en el Internet de “asesores para apelaciones a compañías de seguro médico”. También [contratamos un abogado](link to: https://www.navigatelifetexas.org/es/family-support/legal-help-for-people-with-disabilities) y empezamos el proceso de la demanda en contra de la aseguradora, para que se responsabilizara en cubrir los gastos de los tratamientos de mi hijo.

Mientras tanto, a pesar que tanto mi marido como yo somos profesionistas con empleo, no ganamos lo suficiente para poder pagar todos los gastos que nos corresponden. Y es que además de cubrir nuestros gastos básicos personales, también tenemos a dos hijos pequeños que mantener.

Cómo solicitar SSI

Hace como un año solicitamos para que SSI nos ayudará a cubrir los gastos del tratamiento de nuestro hijo. Aprobar la solicitud les tomó 3 meses y fue mucho más fácil trabajar con ellos que con la compañía de seguro médico.

La página web de este sitio sobre Beneficios de Seguridad de Seguro Médico para niños con Discapacidad (SSI) explica la manera de llenar la solicitud en línea la cual llené. Dos semanas más tarde, recibí la carta informándome que SSI había recibido la solicitud y que necesitaba programar una cita y presentarme en persona.

Llamé a la oficina del Seguro Social y pedí que me dieran una cita. Tomé la primera que estaba disponible, cuatro semanas más tarde. En la carta me pidieron que llevara comprobantes de ingreso y que mi hijo era mi dependiente. Sin embargo, no me dio mayor información sobre las cosas que necesitaba llevar a la cita. Como soy contadora, decidí usar un reporte financiero semejante al que preparaba para mis clientes. Si deseas, puedes descargar mi hoja de trabajo Excel y usarla. Al hacerlo, solo necesitas llenar los espacios que están en blanco para crear tu propio reporte.

Además de llevar una copia de la solicitud de SSI y nuestro cuaderno de cuidados que contiene el historial médico de mi hijo, también lleve el estado financiero que incluye la siguiente información:

  • Mí ingreso y el de mi marido.
  • Los gastos mensuales de mi negocio, porque trabajo por mi cuenta. (impuestos, servicio de Internet, y otros)
  • El costo de la colegiatura de la escuela de mi hijo.
  • Los gastos básicos de la casa (la hipoteca o alquiler mensual, el préstamo sobre el valor de la casa, los del mantenimiento de la casa, los servicios públicos básicos)
  • Los costos de transporte (pago del auto, gasolina, mantenimiento).
  • Los pagos requeridos de las tarjetas de crédito y préstamos estudiantiles.
  • Los gastos de los víveres.
  • Los gastos para el cuidado personal (ropa, productos de higiene personal, y otros).
  • Los costos médicos (medicamentos, primas del seguro médico, copagos).

También llevé comprobantes adicionales para todo esto. Además, llevé los recibos, una copia de estado de cuenta de la hipoteca, las facturas de la escuela, las copias de las cuentas de las tarjetas de crédito, un resumen de contable de mi negocio en Quickbooks y los talones de pago del trabajo de mi marido.

Me tomó todo un día poner en orden la libreta de cuidados de mi hijo. Como soy contadora, fue más fácil poner los documentos financieros al día. Yo archivo todos los recibos y las facturas en cuanto las recibo, lo cual hace que sea más fácil encontrar y juntar todos los documentos que necesito.

Al ver la información financiera, y las cifras, pudimos presentar nuestro caso claramente. Al incluir los gastos médicos de mi hijo comparándolos al ingreso de la casa, se puede ver claramente que nuestro ingreso no cubre todo – y el presupuesto no incluye gastos como salir a comer en restaurantes o entretenimiento.

En la junta, nuestro representante de SSI nos ayudó mucho. Escucho lo que le contamos sobre nuestro caso, repasó los expedientes médicos y los documentos financieros, y comprendió nuestra situación. Aprobó nuestro caso y recibimos toda la ayuda que le fue posible proporcionarnos.

No es mucho dinero, pero algo es algo.

Ahorita el cheque de SSI es de $490 al mes. Pero uno de los otros beneficios que recibe la gente con SSI es que además usualmente pueden recibir Medicaid. Todavía estamos en proceso de conseguirlo. Es complicado porque la escuela de mi hijo está en otro estado. Empecé a trabajar con un representante de Centers for Medicare and Medicaid Services (CMS) (Centro de Servicios Medicare y Medicaid) solo en inglés a quien le corresponde ayudar a las personas a descifrar casos complicados en los que están involucrados varios estados. El proceso ha sido muy lento, pero nos han ayudado mucho. Espero que Medicaid nos ayude con algunos de los gastos. Si todos viviésemos en Texas, hablaría con mi representante local de Medicaid (solo en inglés).

Cómo mantener todo organizado

Yo sé que a muchas personas no las aprueban para SSI cuando tratan la primera vez y tienen que presentar una apelación. Según entiendo, es necesario presentar la apelación dentro de un periodo de 60 días después de ser rechazado. Pienso que a nosotros nos aprobaron por la información financiera que proporcioné y el hecho que las necesidades médicas de mi hijo se detallaron claramente.

Puesto que sé que algún día tendré que presentar toda mi información financiera nuevamente para SSI, me gusta estar al tanto de las cosas en las que uso el dinero cada mes. Usar el administrador Mint money manager app (app para administrar el dinero Mint) solo en inglés se me hace fácil y además es gratis. En éste puedo incluir gastos que cubrí con mi tarjeta de crédito o cheque bajo las categorías de gastos médicos, de negocios o víveres en el momento en que realizo el gasto.

Ahora también hago todo de forma digital. En cuanto recibo un expediente médico o una factura, los escaneo y guardo en un archivo en el disco duro de mi computadora. Organicé los archivos en mi computadora de manera que sea fácil encontrar la información necesaria cuando tenga que solicitar para alguna ayuda. Hace poco solicité una beca que ayude a pagar los estudios de mi hijo, pude encontrar todo lo que necesitaba enviarles fácilmente. (Por cierto, ¡le dieron la beca!).

Conseguir SSI fue una victoria grande para toda la familia, especialmente porque sabemos que rechazan a muchas familias. Espero que si presentas un caso financiero que sea claro, tú también puedas resultar ganadora. 

Leer Más Entradas de Insurance & Financial Help

¿Qué es la Ley ABLE y cómo puede ayudar a tu familia?

Una nueva legislación llamada Ley ABLE ayudará a muchas personas con discapacidades a ahorrar dinero. A continuación, te decimos lo que necesitas saber.

Por qué sería bueno crear un fideicomiso de necesidades especiales

Tener un plan financiero es algo que todos necesitamos hacer, pero hacerlo para personas con discapacidades es todavía más importante.

Exenciones de impuestos en vehículos para personas con impedimentos ortopédicos

Los conductores que tienen impedimentos ortopédicos y necesitan modificaciones permanentes a sus vehículos para poder conducir — y aquellos quienes necesitan modificaciones para que puedan ser transportados en su vehículo primario— pueden calificar para recibir una exención de impuestos al comprar un vehículo nuevo.