Avancemos Juntos Texas: Ayuda para niños con discapacidad y necesidades especiales

Avancemos Juntos Texas: Ayuda para niños con discapacidad y necesidades especiales

Un experto habla sobre los preparativos para niños con discapacidad en caso de una emergencia

06/23/2015 | Publicado por: Pete BaldwinMichael Benavides

Siendo un miembro del personal de auxilios de los Servicios de Emergencias Médicas de Austin (EMS) puedo decir que tener un plan es lo más útil que puedes tener en un caso de emergencia. Sobre todo si tienes un hijo con discapacidad o necesidades especiales de salud. Los planes de los preparativos para casos de emergencia quizás sean diferente si se trata de una llamada a la línea 9-1-1 o de una evacuación. Pero tener un plan en ambas situaciones puede tener un gran impacto al tratarse de la vida de tu hijo.

Planificación para preparación contra desastres

Cuando se presenta un desastre, recomendamos que la gente planee para tres cosas importantes: comunicación, suministros y albergue (incluyendo cuando sea necesario evacuar).

Tener un plan de comunicación te ayudará si cuando azote el desastre no estás con tu familia. Si tus hijos están en la escuela o si tú estás en el trabajo, va a ser necesario que se pongan en contacto. El servicio telefónico (hasta los celulares) quizás no funcionen durante el desastre, así que es bueno tener, ya sea un familiar o una amistad que no vivan en la misma área que tú, una persona contacto con quien todos puedan comunicarse. Puedes darle una copia de tu plan de comunicación a la escuela y a cualquier otra persona que cuide a tu hijo.

Tener un juego de suministros para desastres es muy importante si tienes un hijo con discapacidad o necesidades especiales de salud. Este “GO Kit” debe tener todo lo indispensable que necesitas para estar lejos de tu casa por 72 horas. También debes tener otro juego de suministros más amplio que incluya todo para casos en los que no puedas salir de tu casa en toda una semana y no tengas agua potable ni energía eléctrica. Tenemos sugerencias de los que puedes empacar en folleto sobre preparativos en caso de emergencia (sólo en inglés). Y para leer información más detallada sobre lo que debes empacar cuando se trata de un niño con discapacidad o necesidades especiales de salud, consulta nuestra página Preparativos para casos de emergencia para familias de niños con discapacidad.

Es una buena idea pedirle a tu hijo que te ayude a empacar su propio juego de suministros de emergencia, hasta donde le sea posible ayudar. Ellos pueden ayudar a escoger unos juguetes y libros que puedes empacar, y que no van a extrañar mientras estén empacados. Puedes guardarlos en el fondo del clóset, para que así puedan llevar algo que es suyo y que es especial para ellos en caso que tengan que evacuar.

Un plan de evacuación y albergue te muestra las rutas que debes tomar y a dónde puedes acudir para resguardarte, ya sea en la ciudad dónde vives o en otro lugar. Puedes llamar a la línea 2-1-1 para averiguar la ruta de evacuación que te toca o puedes consultar los mapas para evacuación de las ciudades costera en la Costa del Golfo de México. Puedes refugiarte en casa de un pariente que viva en otra ciudad, en la escuela local o en un hospital. También puedes buscar un albergue de emergencia, o llamar a la Cruz Roja Americana local (sólo en inglés).

Tener que evacuar cuando tienen un hijo que usa equipo especial que no se puede mover fácilmente, puede ser un poco más complejo. En este caso quizás tengas que resguardarte en un hospital o centro de cuidados. Puedes consultar con los Servicios de Emergencias Médicas (EMS) para que te ayuden a crear un plan de evacuación que incluya transportar a tu hijo a un lugar donde pueden atender a sus necesidades médicas. En Texas, cuando las autoridades piden que evacues, es porque tu vida y la de tu familia corren peligro y por lo tanto esperamos que estés dispuesta a cooperar con EMS. Nosotros te podemos ayudar a que estés preparada para cuidar a tu familia cuando se presente una situación en que sea necesario hacerlo.

Después de lo que sucedió durante la evacuación debido al huracán Katrina, muchos albergues locales en Texas ya hicieron los preparativos necesarios para ayudar a los niños que necesitan equipo médico, incluyendo ventiladores, máquinas para diálisis, oxígeno y otros más. Y si el albergue no está preparado, ellos pueden pedir que el estado los ayude a proveer lo necesario para tu hijo. También queremos que sepas que la mayoría de los albergues en Texas están preparados para recibir mascotas y animales de servicio. Así que también puedes traer a tus mascotas contigo.

Planificar una llamada a la línea 9-1-1

El personal de auxilios EMS ayuda a miles de personas que requieren atención médica de emergencia. Sabemos que si tienes un hijo con discapacidad o necesidades especiales de salud habrá ocasiones en que tengas que llamar a la línea 9-1-1 para pedir ayuda.

Estos son algunos consejos que te pueden ayudar a planificar y estar preparada para hacer esta llamada:

  • Si tu hijo tiene necesidades especiales de salud, necesitamos saberlo. Habla con el personal de auxilios EMS antes de que se presente una emergencia. La mayoría de los departamentos de EMS están dispuestos a colaborar contigo para preparar un plan específico para atender a tu hijo. La información la incluiremos en un “memorándum”, el cual enviaremos a todos los equipos, y se incluirá en las notas que recibimos (o reciben quienes acudan a la llamada) de la operadora para estar informados al llegar a tu casa. También puedes pedir que te den una copia para tus archivos. Esperamos que llames y programes una visita para venir a conocernos. Conocer a las familias y a los niños con necesidades especiales de salud en nuestra comunidad nos ayuda a estar preparados en caso de una emergencia.
  • Habla con el médico de tu hijo sobre las posibles situaciones que puedan presentarse en que sea necesario llamar a la línea 9-1-1 (por ejemplo, si el equipo que usa tu hijo deja de funcionar, si tu hijo tiene convulsiones o comportamientos que requieren atención especial) y todo aquello que nosotros, el personal de auxilios, debamos saber sobre tu hijo y lo que necesita. Esta información te ayudará a llegar a conocer cuál es la emergencia de mayor riesgo que se pueda presentar y tener un plan de acción.
  • Cuando llames a la línea 9-1-1, averigua quién se presentará. En algunas áreas del estado, los que responderán serán los Servicios de Emergencias Médicas EMS de un hospital, o EMS de una estación de bomberos, un contratista privado o un servicio municipal o del condado. Si llamas a la estación de bomberos o la estación de policía local, ellos te pueden poner en contacto con la operadora o la persona encargada de enviar al personal de auxilios a tu casa. Puedes preguntarle a la operadora qué es lo que debes decir o qué información debes dar al llamar a la línea 9-1-1, así como también preguntar quién será el que acuda a la llamada.
  • Si llamas a la línea 9-1-1 y dices que tu hijo está violento o haciendo maldades, quizás llegue la policía en lugar de EMS. Al llamar, puedes pedir que envíen a un oficial de policía con experiencia en salud mental. NO olvides decirle claramente a la operadora al llamar a la línea 9-1-1, cuál es la discapacidad o condición mental de tu hijo. Si crees que sería mejor que la patrulla llegue sin prender la sirena o las luces de su vehículo, pide que le avisen al oficial de policía. Puedes encontrar más información sobre esto en la página Colaborando con el personal de auxilios blog.
  • Cuando se trata de tu hijo, tú eres la experta. El personal de auxilios EMS está capacitado para salvar vidas, pero quizás no conozcan todo lo que es necesario saber sobre la discapacidad o necesidad especial de tu hijo. Por eso necesitamos que nos digas la información más importante sobre las necesidades de tu hijo de la manera más clara y concisa posible. A lo mejor puedes escribirla en una hoja para que puedas dársela a la persona cuando responda a la llamada. Conserva una copia en el juego de suministros para emergencias “GO Kit” de tu hijo, en su libreta de cuidados, en la puerta del refrigerador, en su habitación y en otros lugares donde esté a la mano. Tenemos más información sobre las libretas de cuidados en la página Organizar los archivos médicos.
  • Trata de usar los términos médicos lo más posible cuando hables con el personal de auxilios. No tienes que ser una experta en medicina, sin embargo tú eres la persona clave al tratarse de la información importante que necesitamos saber. Porque cuando estamos atendiendo a alguien para salvarle la vida, realmente prestamos atención cuando escuchamos términos médicos.
  • Prepárate, ya que estarás sola con tu hijo los primeros 30 minutos. Claro, nosotros llegaremos lo más rápido posible, pero si se trata de un desastre quizás nos tome más tiempo de lo normal. Así que prepárate porque quizás tú tengas que atenderlo en lo que vamos de camino. Si tienes un plan sobre lo que debes de hacer en caso que se presente una de las emergencias más probables que pueda tener tu hijo, los 30 minutos de espera transcurrirán más rápido además de que podrías salvarle la vida.

Quienes formamos parte del personal de auxilio EMS tenemos años de experiencia respondiendo en casos de emergencia y desastres. En el área Central de Texas hemos tenido que responder a desastres como el huracán Katrina, el huracán Rita, los incendios forestales de Bastrop, las inundaciones de 2013 y muchos más. Cuando se presenta una emergencia o hay un desastre natural, todos estamos bajo presión. En EMS queremos ayudarte a sobrepasar esos momentos angustiantes. Así que llama a la línea 2-1-1 y pide hablar con el equipo local de EMS si quieres planificar y poder cuidar a tu hijo con discapacidad o necesidades especiales de salud durante esos momentos difíciles.

Categorías: 

Leer Más Entradas de Family Support

El baile escolar

Mi hija quería asistir al baile de San Valentín de su escuela. Ella necesitaba apoyo y requirió cierta planificación, ¡pero lo hicimos posible! Así fue como sucedió.

Eligiendo tus palabras

Aprende algunos consejos para hablar con y acerca de las personas con discapacidades.

Cuidándonos a nosotros mismos

Está bien tomarse un tiempo para cuidar de sí mismo. Así es como lo puede hacer.