Avancemos Juntos Texas: Ayuda para niños con discapacidad y necesidades especiales

Avancemos Juntos Texas: Ayuda para niños con discapacidad y necesidades especiales

Cuide su salud

06/09/2015 | Publicado por: Cindi Paschall

Ser padre es un trabajo duro bajo las mejores circunstancias. Requiere habilidades, paciencia y crecimiento personal y hay una mezcla de recompensas y tensiones. Para los padres de un niño que tiene una enfermedad crónica o una discapacidad trae un nuevo nivel de estrés y alegría que otros, rara vez comprenden.

Con poco apoyo del mundo exterior, es imprescindible que usted se cuide. ¿Recuerda cuando la azafata del avión le dice que se ponga usted la máscara de oxígeno primero antes de colocarla a un niño? Con la crianza es lo mismo. Si no traemos aire fresco a nosotros mismos, nos queda poco para dar a nuestros hijos.

Encontrar tiempo para relajarse. ¡Esto es más fácil decirlo que hacerlo! Pero es importante encontrar maneras de eliminar el estrés cuando usted comienza a sentirse abrumado. Controlar el estrés traerá balance en su vida. Comience con algo pequeño - tome 5 minutos al día para hacer aquello que realmente extraña hacer por usted y luego aumente ese momento lo que sea necesario para renovarse.

Pida ayuda. Mientras más personas tengan para ayudarle mejor. No siempre es fácil pedir ayuda, incluso cuando realmente la necesita. De todos modos hágalo. Muchas veces los amigos y miembros de la familia quieren ayudar pero no saben cómo. Al hacer saber sus necesidades, usted puede ser sorprendido por la buena voluntad de otros para ayudar. Es bueno saber que no está solo.

Aprenda todo lo que pueda. El conocimiento es poder. Cuanto más sepa, menos ansiedad sentirá.

Conectarse con otros que comparten experiencias similares. Algunos de los mejores consejos de supervivencia provienen de aquellos que llegaron antes que usted y los que están en las trincheras con usted.

Confíe en sus instintos. No ignore lo que los médicos, maestros y especialistas le dicen, pero escuche su instinto, también. Recuerde, usted es quien mejor conoce a su hijo. Siga sus instintos. Las decisiones que usted tome no tienen que ser basadas en lo que digan los demás, como debería suceder ó lo que otros han hecho. Es usted quien decide qué es lo mejor para usted y su hijo.

Fomente la independencia de su hijo. Ser buenos padres no significa hacer todo por su hijo. Enseñe a su hijo a hacer cosas por sí mismo. "Los mejores regalos que usted le puede dar a sus hijos son las raíces de la responsabilidad y las alas de la independencia". - Denis Waitley

Ya sea que usted recientemente acaba de conocer del diagnóstico de su hijo o usted ha estado viviendo esta vida por un largo tiempo, recuerde que usted no tiene que ser un superhéroe o un santo para ser un buen padre. Pero sí es necesario cuidarse. Echa un vistazo a las ideas adicionales sobre auto cuidado en esta página web.