Avancemos Juntos Texas: Ayuda para niños con discapacidad y necesidades especiales

Avancemos Juntos Texas: Ayuda para niños con discapacidad y necesidades especiales

Cuando miras al abismo

06/10/2015 | Publicado por: Una mamá

 Este sitio esta en forma de proyecto y el contenido en español pronto será completado. Gracias por visitar y por favor regresa el 30 de junio para mirar las actualizaciones.

“Todo aquel que luche contra monstruos, ha de procurar de que al hacerlo no se convierta en otro monstruo. Cuando miras largo tiempo a un abismo, el abismo también mira dentro de ti”.

– Friedrich Nietzsche, Más allá del bien y el mal

Esta cita de Nietzsche se ha convertido en lo que soy. Cuando miras al abismo, el abismo también te mira y te muestra quién eres. Y sabes, tal vez te sorprenda que en medio de los monstruos aún puedes encontrar tu propio heroísmo y la bondad de otros. No olvides esto, sobre todo cuando tu hijo está pasando por una crisis.

Nuestro abismo se abrió hace algunos años cuando nuestra hija adolescente, ella tan bella, inteligente y graciosa tuvo una crisis. Estaba en preparatoria y fue justo al final de las vacaciones de Navidad. Los otros jóvenes estaban con sus familias y B estaba muy triste. Así que tratamos de hacer que hablara con nosotros, pero no quiso, sólo se encerró en su concha. Realmente no entendíamos lo que estaba pasando, siempre se emocionaba por el regreso a clases y tenía un grupo grande de amigos simpáticos y divertidos. No nos dimos cuenta que estaba enferma y que no era tristeza sino hasta que cometió un delito.

No fue sino hasta después de varios meses que nos dieron su diagnóstico, bipolar con síntomas atípicos. Pero para ese entonces, B ya estaba en el sistema judicial juvenil. Eso fue realmente devastador para nosotros. Nunca habíamos tenido a un hijo que se hubiera metido en problemas, y nunca (bueno, que supiéramos) a un hijo que sufriera alucinaciones o el terror de tener una mente que no funcionaba como debe. No conocíamos ningún abogado y no entendíamos el sistema. La detuvieron y se la llevaron, simplemente no teníamos idea qué hacer. Estaba detenida y ni siquiera había hablado con un abogado, no la habían interrogado.

Tuvimos que empezar de cero, buscar abogado, preparar su caso y pelear para que la dejaran en libertad. Estaba encarcelada en un centro de detención y su estado estaba empeorando muy rápido, cayó en un episodio completo de psicosis. Las autoridades pensaban que eran episodios de “mala conducta” y la castigaban. Trató de suicidarse 22 veces. En una de esas se cortó y uso su sangre para escribir en las paredes de su celda, su estado de humor cambiaba extremadamente, tenía altas y bajas. Y llego al punto que la estaban sobre medicando tanto que no podía ni hablar. Mi esposo y yo miramos hacia el abismo y descubrimos que, como padres, teníamos voz. Que nuestras voces podían ser efectivas y útiles, y por eso queremos decirles a todos aquellos padres en crisis, que ellos pueden ayudar a sus hijos de varias maneras.

  1. No se avergüencen. Aunque su hijo haya cometido un delito, haya hecho algo horrible en la escuela o haya lastimado a otros o se haya lastimado a sí mismo, no olviden que sigue siendo su hijo. Sigue siendo esa persona que conocen. Así que defiéndanlo, ámenlo y véanlo como la persona que es y no por lo que otros piensan.
  2. Busquen ayuda. Llamen a la gente que necesitan llamar, pregunten lo que necesitan y busquen la ayuda que su hijo necesita. Nosotros vivimos en una área rural donde no hay muchos recursos disponibles, así que este sitio Web es una gran ayuda cuando se trata de conectarse con otras personas. Busquen lo que necesitan y aprovechen la información de la página sobre el Apoyo para la familia y cualquier terapia que los ayude a hacerle frente a las necesidades de su hijo.
  3. Sean fuertes. A lo mejor habrá quien les diga que su hijo es un mentiroso, o que ustedes son malos padres, o que su hijo es mal hijo. Pero no es cierto. Aún si ustedes han cometido errores, recuerden que no deben aceptar estos comentarios, ni dejar que los distraiga de su cometido, defender y presentar el caso de su hijo.
  4. Presten atención. No olviden que deben anotar todo y guardar todo. Hablen con su hijo cuando se los permitan. Después de hablar con él, analicen la historia que les contó y compárenla con lo que averigüen al hablar con sus doctores/los superintendentes/los directores de la prisión/sus maestros (dependiendo en qué sistema se encuentre su hijo). Es importante que reúnan todos los datos y que den argumentos razonables. Deben hacerlo en todo momento y si es necesario mandarlos a un grupo de defensa o a un representante estatal para que hagan algo. Y claro, no se den por vencidos.
  5. Recuerden que casi todas las personas con las que tratan quieren lo mejor para su hijo, aún si están equivocados sobre lo que realmente es mejor para él. Si toman sus comentarios desde este punto de vista podrán presentar un mejor caso y las personas los escucharán. No griten, bueno debo de confesar que yo grité una o dos veces. Que no les dé temor decir que están enojados, Y si necesitan llorar, háganlo, que no les apene. Se trata de su hijo, así que pueden lamentarlo.
  6. Por último, confíen en el futuro. Mi hija está en tercer año de universidad y le va muy bien en sus estudios (sacó honores y todo, ¡gracias!) Tiene muy buenos amigos y en un par de semanas va a ir a una conferencia de caricaturas (¡un viaje!), B es una muchacha increíble, la queremos mucho y sabe que pase lo que pase, nunca nos daremos por vencidos.

No teman mirar al abismo. Les sorprenderá cuánta fuerza tienen.

Leer Más Entradas de Mental Health Disorder

Salud mental infantil

“Enfermedad mental infantil” es un término intimidante, pero aquí hay algunos consejos para ayudarte con tu niño y otros niños.

Border Region Behavioral Health Center (Centro de Servicios de Salud Mental de la Region Fronteriza)

El Centro de servicios de salud mental de la región fronteriza ofrece servicios de salud mental tanto para niños como para adultos con discapacidades. Pueden ayudar a tu niño.

¿Qué es NAMI y a qué se dedica?

Este artículo proporciona una visión general de la Alianza Nacional de Enfermedades Mentales (NAMI, por sus siglas en inglés) y de los servicios que proporciona.