Avancemos Juntos Texas: Ayuda para niños con discapacidad y necesidades especiales

Avancemos Juntos Texas: Ayuda para niños con discapacidad y necesidades especiales

Ayudar a tu hijo a sacarle el mayor provecho al campamento

Empecé a trabajar en la asociación Children’s Association for Maximum Potential (CAMP) (Asociación infantil para el mayor aprovechamiento del campamento CAMP) sólo en inglés hace 12 años, pero he trabajado en la industria de campamentos para personas con discapacidad o necesidades especiales de salud casi 26 años. En CAMP manejamos campamentos de verano semanales y campamentos de alivio en fines de semana para niños y adultos con discapacidad o necesidades especiales de salud.

He visto que la experiencia de mandar a tu hijo a un campamento cambia la vida de muchos niños.

También he visto cómo se benefician las familias al tener un descanso, como cuando se trata de un servicio de relevo, además de aprender lo que se siente al estar separados.

Mandar a un hijo a un campamento, ¡generalmente es más difícil para los padres que para los hijos! Bueno, y es que cuando has pasado tantas horas defendiendo y cuidando a tu hijo, es difícil imaginarte que al estar bajo el cuidado de alguien más, tu hijo va a estar bien.

Estas son algunas cosas que he visto que hacen los padres de familia para que todos le saquen el mayor provecho al campamento, tanto ellos como sus hijos.
 

Sé abierta y honesta al indicar cuál es el apoyo que necesita tu hijo

Es muy importante que seas abierta y honesta sobre lo que realmente necesita tu hijo. No puedo recalcar esto suficiente. Soy parte del personal del campamento, y te digo que, realmente queremos y necesitamos saber todo lo que sea posible saber sobre las necesidades y comportamientos de tu hijo para cuidarlo debidamente. Esto ayudará que el campamento sea una experiencia positiva y divertida. Queremos que a tu hijo le encante, y a ti también.

 Si, por ejemplo, sabemos que tu hijo no se puede dormir si no sigue una rutina determinada, podemos ayudarlo siguiendo su rutina en el campamento. O si tiene mucha sensibilidad a los ruidos, podemos ayudarlo al manejar de manera distinta un evento del campamento. Si hacer ejercicio en la mañana ayuda a tu hijo a tener un mejor día, entonces podemos incorporarlo en su horario.

Esto es aún más importante cuando tu hijo no es verbal. Si compartes lo que sabes con nosotros nos ayudará a entenderlo mejor.

Todos los empleados y voluntarios de CAMP toman una capacitación de 4 días en la cual aprenden sobre técnicas para manejar el comportamiento de un niño y la manera de ayudar a alguien con su higiene personal. La mayoría de los campamentos no tienen un nivel de capacitación como el de nosotros. Así que, por eso digo que hablar con el personal del campamento sobre las necesidades de tu hijo es sumamente importante cuando te estás informando y estás eligiendo un campamento. Saber si el personal está capacitado para ayudarlo es muy importante.
 

Investiga e infórmate sobre el campamento antes de dejar a tu hijo

Si esta es la primera vez que tu hijo asiste a un campamento, trata de pasar tiempo ahí con él antes del día que vas a dejarlo. Hacerlo le ayudará a sentirse más cómodo y a ti te tranquilizará al saber que lo van a cuidar bien.

Estas son algunas ideas sobre cómo puedes conocer el campamento de tu hijo:

  • Si en tu ciudad realizan una feria de campamentos, y el director del que les interesa va a estar ahí, ve a la feria con tu hijo para que conozca a algunas personas que trabajan ahí.
  • Muchos campamentos están abiertos al público para visitas en la primavera y el otoño. Trae a tu hijo para que explore y lo conozcan antes de que se tenga que quedar.
  • Trata de llegar a conocer al director del campamento y averigua qué capacitación ha recibido el personal.
  • Si no puedes ir cuando está abierto al público para visitas, pregunta si te pueden programar un recorrido para conocerlo.
  • Enséñale el sitio web del campamento a tu hijo y habla con el sobre las fotografías y la información que tiene el sitio.
  • Algunos campamentos quizás ofrezcan campamentos durante el trascurso del año, tanto los campamentos en los que pasan la noche o aquellos que se ofrecen en fines de semana. Trata de visitar uno de estos antes de inscribir a tu hijo para uno que dure una semana o más en el verano.
  • Averigua si el campamento tiene licencia y si está certificado. Los grupos como la asociación American Camp Association (ACA) tienen reglamentos estrictos a los cuales se tienen que acatar los campamentos. The State of Texas also has licensing rules that camps must follow (El estado de Texas también tiene reglamentos a los cuales se tienen que acatar los campamentos para tener licencia) sólo en inglés. Saber que hay un grupo externo a cargo de revisar el campamento te hará sentir más cómoda.
  • Habla con tu hijo sobre el campamento unas cuantas semanas antes de que empiece. Enséñale fotografías del sitio web. Habla con el sobre cómo va a ser el día en que pases a dejarlo, para que así sepa qué esperar.
     

Cómo manejar la separación

En general, la mayoría de los campistas con discapacidad o necesidades especiales no extrañan mucho su casa. Quizás sea porque la pasan tan divertidos. He visto a hermanos con desarrollo típico extrañar más su casa que los con discapacidad. A veces es más difícil para los padres que para el hijo.

Estas son algunas cosas que puedes hacer para manejar esa separación, tanto para ti como para tu hijo:

  • No te tardes mucho cuando lo vayas a dejar. El tiempo más caótico del campamento es durante el periodo de registración. Y generalmente no solo se están sintiendo ansiosos ellos, sino que también detectan el temor que sienten sus padres al despedirse. Una vez que los campistas acaban de comer y empiezan con sus actividades, se tranquilizan y empiezan a divertirse.
  • Haz un plan sobre lo que harás cuando tu hijo esté en el campamento. Para no pensar tanto en él y preocuparte, quizás puedas planear un viaje, pasar tiempo con tu conyugue o tus otros hijos, o enfocarte en un proyecto.
  • Si el campamento tiene un blog o sube fotografías a su sitio, puedes verlos para enterarte sobre cómo va tu hijo.
  • Crea un plan para comunicarte con el campamento. Consulta los (consejos que están en la página sobre Mandar a tu hijo a un campamento. Saber la manera que recibirás información sobre tu hijo, y cuándo, te hará sentir mayor seguridad.
     

Tecnología

Los campamentos tienen diferentes reglas en cuanto a la tecnología.

Queremos que los campistas estén lo más desconectados que sea posible del Internet, las redes sociales y los juegos en línea o en la computadora, mientras estén en el campamento. Si se la pasan jugando juegos en su iPad, probablemente no desarrollarán tantas habilidades de socializar o no saldrán tanto a la naturaleza.

Sin embargo, muchos de los que asisten a nuestro campamento usan tecnología que los ayuda a estar al tanto de las cosas que necesitan hacer. Si un niño necesita su iPhone porque le da recordatorios, claro que deseamos que pueda mantener su horario.

Yo le recomiendo a los padres que hablen abiertamente con el director del campamento sobre la tecnología en general que usan sus hijos. Si no son absolutamente necesarios, puedes dejar los aparatos electrónicos en casa.

Pienso que todos los niños deben tener la oportunidad de salirse de su rutina y asistir a un campamento. Es un primer paso seguro para desarrollar la independencia que quizás tengan cuando sean adultos. Espero que estos consejos te hayan aportado algunas ideas sobre la manera de ayudar a tu hijo a disfrutar el campamento.

Categorías: 

Leer Más Entradas de Family Support

Entendiendo PTSD (Trastorno de estrés postraumático)

La mayoría de las personas escuchan el término de PTSD y piensan en un soldado regresando de la guerra. Pero el haber tenido a un hijo en el NICU/PICU también puede causar PTSD. En seguida les daré síntomas comunes de PTSD y sugerencias de cómo conseguir ayuda.

Yo no soy especial

Después de que mi hija falleció perdí mi identidad y propósito en la vida. ¿Cómo sigues adelante después de esto?

Abogacía mediante participación civil

Para poder abogar por nuestros niños necesitamos estar informados y activos en el proceso de toma de decisiones –desde situaciones locales hasta estatales. Existen muchas herramientas que nos pueden ayudar a encontrar recursos que nos pueden ayudar.