Avancemos Juntos Texas: Ayuda para niños con discapacidad y necesidades especiales

Avancemos Juntos Texas: Ayuda para niños con discapacidad y necesidades especiales

Un hoyo en la pared

10/17/2017 | Publicado por: Anonymous

Algunas veces tienes una experiencia dolorosa la cual te deja con una cicatriz física –quizás no en ti, pero la cicatriz es la misma. Y luego, cuando ves la cicatriz, te hace sonreír en vez del sentimiento de tristeza que sentiste en ese momento.

Mi hijo mediano batalla con una lista de etiquetas psicológicas y diagnósticos. A pesar que él ha recorrido un largo camino controlando sus comportamientos explosivos durante los últimos 15 años, de vez en cuando, continúan ocurriendo.

Recientemente él se sintió presionado y provocado y reaccionó violentamente. El corrió afuera de la habitación golpeando, pateando y gritando a medida que pasaba. Recuerdo que tuve una sensación de sorpresa al ver que sus golpes no se prolongaran tanto. El silencio repentino fue una sorpresa agradable para todos nosotros. 

Pronto descubrimos la razón.  

Justo en un lugar prominente en el pasillo había un hoyo que atravesaba el panel y había un montón de polvo del panel en el suelo. Había perforado la pared al golpearla con un puño. Cuando vio lo que había hecho, se arrepintió profundamente.

Mientras que hacer un hoyo en la pared no es algo nuevo o inusual, esto había conmocionado mucho a mi hijo. Él lamentaba mucho su comportamiento y como había afectado a su familia.

No se dijo mucho acerca de hoyo en la pared. Mi esposo y mi hijo tuvieron una conversación tranquila. Pero, por otra parte, no se dijo nada inmediatamente. 

Poco después, mi hijo mayor caminó por el pasillo y vio el daño que su hermano había causado. Su primera reacción fue asombro. Quería saber que había pasado y no lo podía creer. Pero luego reaccionó.  Fue a su habitación y agarró un cuadro de su pared para ver cómo podría cubrir el hoyo. No estaba satisfecho, y regresó por una decoración diferente para colgar sobre el hoyo.  

Un minuto más tarde, escuche el sonido del martillo en el pasillo. Cuando pasé por el pasillo, vi que el hoyo fue cubierto por un letrero decorativo de la habitación de mi hijo mayor. El hoyo había sido escondido. El coraje y la rabia habían sido cubiertos. Cualquier vergüenza asociada con el hoyo de la pared había sido cubierta y se había ido. 

No lloré por el hoyo en la pared. Pero lloré cuando mi hijo mayor lo cubrió. Había sido un acto de amor. Él vio la destrucción y reconoció la tristeza y el dolor que había causado y quería arreglarlo. El necesitaba proteger a su hermano y ayudar a su familia.

Su primer instinto fue cubrir el dolor para protegernos. Esa es la parte que me hizo llorar.

Y hoy cuando veo el hoyo cubierto en el pasillo no me enojo ni me pongo triste. No me arrepiento ni me da rabia por la enfermedad mental. En vez de eso, cuando veo el hoyo cubierto en la pared en el pasillo, sonrío.  Es una imagen de mi maravillosa familia imperfecta y sonrío.

La sección de diagnóstico y cuidado de salud de este sitio web tiene una sección  sobre salud mental y del comportamiento –visítala  para aprender más. 

Categorías: 

Leer Más Entradas de Family Support

Mis mejores 15 consejos para criar un niño con discapacidad

Enseguida les daré algunos consejos útiles, así como recursos para criar a un niño con discapacidades, según la perspectiva de una mamá que ha criado dos.

Escúchenla!

Una mamá habla de la frustración que siente cuando la gente no escucha a su hija que usa un aparato de comunicación.

Las alegrías y frustraciones de las vacaciones de invierno

La mayoría de nosotros esperamos con ansias romper la rutina. Ese tiempo donde dormimos tarde, limpiamos los closets, vemos películas y visitamos a nuestros amigos. Recibo con gusto todo esto, pero para mi hijo no es tan simple.