Avancemos Juntos Texas: Ayuda para niños con discapacidad y necesidades especiales

Avancemos Juntos Texas: Ayuda para niños con discapacidad y necesidades especiales

¿Mi hijo adolescente con autismo debería aprender a conducir?

08/22/2016 | Publicado por: Ailene Koffer

Aprender a conducir es algo que la mayoría de los adolescentes quieren hacer. Es un tema común para los adolescentes que quieran una licencia de conducir y hacer las cosas por su cuenta. Pero, ¿cómo sabes que es seguro para tu hijo adolescente cuando tiene autismo? ¿Cómo sabes que está listo para ese objetivo tan importante?

La mayoría de las personas pueden aprender a conducir, incluyendo a las personas con autismo de alto funcionamiento o síndrome de Asperger. Sin embargo, puede requerir más de mamá y papá para que esto ocurra.

En primer lugar, enfrentar los temores típicos de personas que están aprendiendo a conducir – que puede incluir el estacionarse paralelamente, temor de dañar el auto o hacer daño a alguien más, o cómo saber lo que otros conductores harán. Pero cuando tienes un hijo con autismo, tus preocupaciones podrían incluir déficit visual-espacial, dificultad para entender la derecha de la izquierda, calcular la distancia y la velocidad; y ser capaz de concentrarse en múltiples percepciones sensoriales.

Podrías iniciar con platicar con el personal de la escuela, incluyendo el instructor de educación de manejo. Ten una conversación con ellos para ayudar a determinar si tu hijo es capaz de conducir un auto. Incluye detalles sobre las habilidades motoras, las tareas visuales / motor, y su distracción.

Luego haz que tu hijo aplique para una licencia a la edad legal establecida. Se debe documentar que padece de autismo en la solicitud en el Departamento de Vehículos de Motor (DVM). Es contra la ley no hacerlo pero no lo va a descalificar para obtener la licencia.

Pídele a otros padres que te recomienden un buen instructor de manejo e inscribe a tu hijo en clases. Solicita prácticas de manejo adicionales para que se acostumbre a situaciones normales al conducir. Permite que tu hijo practique con alguien que conozca, alguien que mantenga la calma y lo haga sentir cómodo.

Practica en lugares que conozca y velo preparando para las calles más transitadas. Mantente en el vecindario hasta que tu hijo se sienta completamente cómodo de conducir allí. Conduce por rutas familiares siempre que sea posible. Los caminos nuevos y el no saber por donde transita podrían ser una distracción y una molestia.

Las personas con autismo tienden a seguir estrictamente las señales y normas de transito. Ayuda a tu adolescente a estar preparado para cuando los otros conductores rompen las reglas y ayúdale a mantener la calma. Explícale que la gente va a romper las leyes y que como conductor, tiene que estar preparado para reaccionar de manera adecuada y manejar a la defensiva. Deja que la policía se encargue de los errores al conducir de los demás.

Aquí hay algunos consejos para ayudar a tu adolescente a mantener de la mejor manera:

  • Estudia el manual del DVM con tu hijo y asegúrate de que esté listo para tomar la prueba escrita para el permiso de aprendizaje.
  • Programa su examen de conducir en línea con el DVM.
  • Alienta a tu hijo a mantener el permiso de aprendizaje durante 2 años antes de obtener la licencia regular.

Aprender a conducir es una tarea personal e individual; le puede tomar varios meses, un año o más. Tomate el tiempo necesario para que tu hijo aprenda la mejor manera.

Para temas adicionales sobre adolescentes con discapacidades, consulta Adolescentes con discapacidad en este sitio web.

Leer Más Entradas de Transition to Adulthood

No retengamos a nuestros hijos

Algunos padres obstruyen el camino de sus hijos para que estos no sean independientes o tengan libertad, pensando que los están protegiendo. La verdad es que los niños no pueden crecer si están atorados en la zona de confort de los padres.

Manejar con autismo

Jennifer Allen ha creado un programa para ayudar a manejar de manera más segura a conductores que tienen problemas de comunicación.

Atrayendo la fortaleza de mi hijo

La fortaleza de nuestros hijos es algo maravilloso que, nosotros como padres, debemos reconocer y aprender de ellos.