Avancemos Juntos Texas: Ayuda para niños con discapacidad y necesidades especiales

Avancemos Juntos Texas: Ayuda para niños con discapacidad y necesidades especiales

La respuesta correcta a “¿Cómo estás?”

07/27/2016 | Publicado por: Kelly Mastin

En primer lugar, sé que amo a mi vida y mi familia. Nuestras vidas están llenas de retos, pero mi corazón es feliz.

Puedes haber notado que siempre estoy sonriendo. Es posible que me haya acostumbrado a mi respuesta habitual "Estoy bien, ¿cómo estás tuu?" cuando me saludan. Sería fácil asumir que tengo todo resuelto, que no necesito ninguna ayuda.

La verdad es que, sería pesado si te digo en cada conversacion lo que pasa realmente en mi corazón y en mi mente. Probablemente nunca estarían despreocupados. Nunca.

Como ves, la realidad es que mi vida es difícil. Cada día trae decisiones difíciles y trabajo difícil. A veces salir rumbo a la escuela incluye un montón de cosas que no podrías ni imaginar. El tamaño de mis preocupaciones y el peso de mis pensamientos son probablemente más de lo que quieras saber.

Temo ser honesta contigo. Temo que me dejes de llamar. Me preocupa que me vieras como una madre menos amorosa si te dejo entrar en mi lucha.

Así que cuando me pregunten cómo estoy y yo responda que estoy "bien", siempre sabrás que no estoy diciendo toda la historia… Estoy cansada y preocupada. Tengo una gran cantidad de las cosas cotidianas de la vida y labores del hogar sin hacer mientras hago los extras de cuidar a un niño con necesidades especiales de salud.

Cada vez que te dé una respuesta "bien" date cuenta que hay cosas que necesito o que me haría la vida un poco más fácil. Considera la posibilidad de hacer algunas de estas cosas fáciles y de bajo costo para mí o para otras personas que viven vidas agotadoras:

  • Invítame a un café
  • Ofrece a lavar mi ropa
  • Trae la cena para mi familia
  • Dame tarjetas de regalo para restaurantes
  • Ofrece venir a limpiar conmigo (o por mí)
  • Trae algunos platos de papel, servilletas y envases plásticos que me den el permiso de no lavar los platos por algunos días.
  • Ofrece cuidar los niños mientras tomo una siesta o salgo con mi esposo.
  • Lava mi carro, llénale el tanque de gasolina o llévalo al servicio de mantenimiento
  • Llama para obtener mi lista del súper y haz la compra por mi
  • Cómprame algunas pijamas cómodas
  • Llévame almuerzo de una ventanilla de auto servicio (llama justo cuando estés ordenando)

Así que sí, me estoy conteniendo. Sí, estoy agotada y hay cosas que necesito y cosas que no te digo. Necesito tu amistad y aprecio tu apoyo. Mantenme parte del mundo y ayúdame a hacer mi vida factible. Pero también ten en cuenta que estoy bien y que no me rendiré.

Puedes encontrar información adicional en Cómo manejar tu vida diaria en este sitio web.

Categorías: 

Leer Más Entradas de Family Support

Estamos todos juntos en esto

Todos nos hemos encontrado en un momento u otro, comparando a nuestro hijo o nuestra situación con la de otro. “El jardín ajeno parece ser siempre más verde” y “quieres lo que no puedes tener”, he escuchado todas esas frases. Algunas veces debemos recordarnos a nosotros mismos que todos estamos haciendo lo mejor que podemos y necesitamos apoyar al otro y enfocarnos en las similitudes, no en las diferencias.

Todo niño americano

Con cada año que pasas en el mundo de ser un padre de un niño con necesidades especiales de atención de salud, tienes las luchas cotidianas, las divertidas vacaciones y algunas sorpresas. Buenas y malas.

Sólo personas de apoyo

Es importante para mi familia tener a nuestro alrededor sólo las personas de apoyo. Conectar con otros padres y grupos de padres hace una gran diferencia. A continuación, te contamos cómo.