Avancemos Juntos Texas: Ayuda para niños con discapacidad y necesidades especiales

Avancemos Juntos Texas: Ayuda para niños con discapacidad y necesidades especiales

Facilitando relaciones entre hermanos

08/10/2016 | Publicado por: Shailen Singh

Tengo dos hijos.

Mi hijo mayor tiene 5 años y el menor 3. Mi esposa y yo tomamos la decisión de tenerlos al poco tiempo con la esperanza de que las edades similares los convirtieran en mejores amigos. 

Cuando mi hijo menor fue diagnosticado con parálisis cerebral, me atormentaba la idea de que mi hijo mayor nunca tendría una experiencia “típica” de hermanos y de cierta manera, me rompió el corazón. Sentía que era mi responsabilidad procurar esa experiencia “normal” entre hermanos.

Ahora me doy cuenta lo disparatada que esa idea era por muchas razones.

  1.  “Normal” es un término relativo. Lo “normal” para mi hijo mayor es que tiene un hermano pequeño que no es verbal y puede que no quiera jugar con él, sino que quiera jugar cerca de él. La definición de “normal” que yo tenía era totalmente injusta.
  2. Mis hijos no conocían nada diferente a lo que tenían: Me quedé brevemente estancado en la idea de que mi hijo mayor se estaba perdiendo de algo al tener un hermano que no hablaba y tenía dificultades de movilidad. ¡Qué clase de patán era! ¡La realidad es que ninguno de mis hijos extrañaban nada de eso porque simplemente no conocen nada diferente a lo que tienen! ¡Esa es su realidad y es hermosa!
  3. La relación se iba a dar independientemente de lo que yo hiciera. Si mi hijo no hubiera tenido parálisis cerebral, estarían peleando como perros y gatos. No hay manera de predecir estas cosas. Así que, en lugar de controlarlos, simplemente deja que las cosas sucedan. Confía en ellos.

Pero sí hay algo que mi esposa y yo hemos hecho. Posiblemente no podremos delimitar la relación entre nuestros hijos, pero si podemos ayudar a crear experiencias que ambos disfruten y los ayuden a encontrar ese lazo común.

Por ejemplo, ambos disfrutan del arte. Así que a menudo montamos lienzos en el piso y los dejamos libres con pintura. Mi hijo mayor usa brochas; el menor, gatea alrededor y usa las manos. La experiencia en común les ayuda a crear memorias compartidas.

Posiblemente no los podré forzar a ser amigos, pero si puedo darles experiencias compartidas con las que se recuerden con agrado mutuamente.

Mucho de lo que se trata al ser padre de un niño con necesidades especiales de salud, es ceder el control y modificar expectativas. Pero algunas veces, nos convertimos en victimas de dichas expectativas—victimas en cuanto a que la realidad es de hecho mejor que cualquier cosa que pudimos haber imaginado. Pero al no ser lo que imaginamos, puede ser decepcionante.  

He puesto la relación de mis hijos en esa categoría. No es lo que imaginaba que seria. Y es fantástico porque, de hecho, es mucho mejor.

Es más de lo que pude haber imaginado y ambos de mis hijos son mejores por lo mismo.

Para más información de ideas de hermanos, revise el sitio de Hermanos en Apoyo a Familias.

Categorías: 

Leer Más Entradas de Family Support

Estamos todos juntos en esto

Todos nos hemos encontrado en un momento u otro, comparando a nuestro hijo o nuestra situación con la de otro. “El jardín ajeno parece ser siempre más verde” y “quieres lo que no puedes tener”, he escuchado todas esas frases. Algunas veces debemos recordarnos a nosotros mismos que todos estamos haciendo lo mejor que podemos y necesitamos apoyar al otro y enfocarnos en las similitudes, no en las diferencias.

Todo niño americano

Con cada año que pasas en el mundo de ser un padre de un niño con necesidades especiales de atención de salud, tienes las luchas cotidianas, las divertidas vacaciones y algunas sorpresas. Buenas y malas.

Sólo personas de apoyo

Es importante para mi familia tener a nuestro alrededor sólo las personas de apoyo. Conectar con otros padres y grupos de padres hace una gran diferencia. A continuación, te contamos cómo.