Avancemos Juntos Texas: Ayuda para niños con discapacidad y necesidades especiales

Avancemos Juntos Texas: Ayuda para niños con discapacidad y necesidades especiales

Dos historias en el salón de clases

01/19/2018 | Publicado por: Anonymous

Hace unos años, empezó a tener un comportamiento peculiar en la escuela.  Pasaba muy seguido y siempre en la clase de matemáticas.  Escupía en su libreta, hacía pucheros y escupía en todo su trabajo de matemáticas.  Después agarraba el papel y le hacía agujeros con un lápiz o con sus dedos.

Cuando hacia esto la maestra la regañaba. Le recordaba acerca de gérmenes y que escupir en sus papeles no era correcto.  La maestra le recordaba las conductas correctas en el salón de clases.  Muchas veces, el escritorio de mi hija era apartado del de sus compañeros de clase.   

Este comportamiento continuó por semanas.  La maestra estaba frustrada y sin idea de qué hacer.

Adelantemos un par de años.

Durante clase mi hija se inclina y lame el brazo derecho de su maestra.  Esto es claramente un comportamiento inapropiado para un estudiante de preparatoria.  Pero la maestra no le dice nada.  No la alejaron de otros estudiantes ni la sacaron de clase.  Claro que le recordaron que no se puede lamer a la gente, pero no fue regañada.

La maestra trato de investigar por qué mi hija le había lamido el brazo y la maestra me contó lo sucedido –no para acusar a mi hija sino para averiguar si yo sabía por qué había hecho eso. 

La maestra sabía que había una razón y un propósito para este comportamiento.  Ella no estaba frustrada por mi hija sino por no saber qué estaba pasando. 

Esto era un contraste a lo que había pasado años antes.

Mi hija lamió a la maestra durante la misma clase por los siguientes tres días.  La maestra siguió tratando de entender que era lo que le quería comunicar.

El cuarto día de que mi hija estuviera haciendo esto, la maestra encontró la conexión.  La lamia todos los días cuando la maestra ponía una canción.  Le estaba tratando de decir a la maestra que en su casa tenía un perro de juguete que tocaba la misma canción –un perro de juguete y los perros lamen a la gente.  El misterio estaba resuelto. 

Las dos historias anteriores muestran las diferentes formas en las que la gente responde a comportamientos inusuales.  Algunos quieren que todos sigan las normas de la sociedad. Otros buscan ser competentes y respetar suficiente a la otra persona para encontrar significados escondidos. 

No estoy diciendo que estuvo mal que la primera maestra le dijera que no escupiera, lo que estoy diciendo es que si se hubiera tomado el tiempo para examinar todo el escenario, hubiéramos podido entender el significado de su comportamiento. 

Encuentre más información en criando niños con discapacidades  incluyendo como responder a diferentes comportamientos. 

Categorías: 

Leer Más Entradas de Education & Schools

Cuando ella dice “salta”

La madre de una niña que no habla nos cuenta la historia de un día cuando su hija hizo demandas poco comunes y ella le celebró.

Transiciones y problemas

Incluso hasta los mejores planes pueden salir mal, especialmente con los cambios en las escuelas de nuestros hijos.

Hablar al 9-1-1 para ayudar a un niño con que es medicamente complejo

En seguida les daré algunos consejos a considera en caso de que tengas que llamar al 9-11 y todo marche bien.