Avancemos Juntos Texas: Ayuda para niños con discapacidad y necesidades especiales

Avancemos Juntos Texas: Ayuda para niños con discapacidad y necesidades especiales

Ideas para estadías largas en el hospital

07/28/2016 | Publicado por: Kelly Mastin

La estadía en el hospital es a menudo parte de la vida de un padre de niño con una enfermedad crónica o discapacidad. Algunas veces la estadía es corta. Otras veces la estadía en el hospital se extiende por semanas… o más tiempo.

Como padres sabemos que no es solamente nuestro hijo el que está hospitalizado. Estamos allí con ellos las veinticuatro horas del día, despiertos para los vitales, despertando por los sonidos de las máquinas, yendo por el pasillo para los rayos X o terapias. Nuestros hijos nos necesitan allí y ahí es donde estamos.

Con un poco de reflexión y propósito, podemos tener una estadía en el hospital más sencilla y fácil con nuestros niños.

Empaque lo esencial.

Ropa cómoda. Los tejidos de algodón son una gran selección para pasar días sentados en el cuarto del hospital. Recuerda que algunas veces la habitación está fría, incluso en verano, así que trae un sueter. Pero algunas veces la habitación está caliente así que piensa en utilizar capas de ropa. 

Ropa interior y pijamas discretas. Ten en cuenta que los doctores y enfermeras, hombres y mujeres, entran a cualquier momento del día y de la noche. También, no es raro que un padre tenga que hacer un recorrido por el pasillo o más allá de la estación de enfermería durante la noche.

Artículos de aseo. Desodorante. Cepillo de dientes y pasta de dientes. Cepillo de pelo y gel. Ligas para cola de caballo y cintas para la cabeza para hacer peinados rápidos y fáciles. Champú y jabón. Máquina de afeitar. Generalmente las enfermeras pueden proporcionarte muchos de estos articulos esenciales, pero todos preferimos tener los nuestros.

Lociones y bálsamo labial. Las habitaciones de los hospitales a menudo resecan mucho.

Un cuaderno y bolígrafo. Hay listas que hacer para comunicarse con aquellos que están en casa. También es conveniente un lugar para apuntar las preguntas o notas para el doctor y la enfermera.

Cargadores de teléfono y tabletas o computadoras portátiles. Hay muchas horas en un día. Y una habitación de hospital no es el mejor lugar para dormir. Querrás poder estar en contacto con el mundo exterior. También trae contigo libros, revistas, o libros de colorear para adultos para ocupar tu tiempo.

Meriendas. Comer en la cafetería sale caro. Y la cafetería no está abierta toda la noche. Podría estar cerrada cuando te de hambre. Una bolsa de merienda te alimentará cuando tengas hambre y podrás ahorrar algo de dinero. Las barras de cereales, frutas, frutos secos, botellas de agua, chicles y otras golosinas son ideas sencillas para satisfacer el antojo. Por lo general las comidas de microondas también se pueden almacenar y calentarse en la sala de descanso para padres que se encuentra en la mayoría de los pisos del hospital.

Dinero en efectivo y/o tarjetas de regalo. Nunca se sabe cuándo se puede tener un minuto para correr abajo y agarrar algo de la máquina de botanas, de la tienda de regalos o de la cafetería. El tener dinero hará que esto sea posible. Incluso las tarjetas de regalo para restaurantes cercanos son útiles.

Ten en cuenta que los amigos pueden preguntarte acerca de lo que necesitas. No dudes en sugerir que te traigan algunas cosas que necesites.

Para más ideas, consulta JourneyFEST. Y para aprender como mantener tus expedientes médicos organizados, visita Cómo organizar los expedientes médicos: crear una libreta de cuidados en este sitio web.

Categorías: 

Leer Más Entradas de Diagnosis & Healthcare

Salud socio-emocional

La salud socio emocional de los niños es una parte importante de su crecimiento y desarrollo. A continuación, algunas maneras de cómo ayudar a tu hijo.

Se acercan cambios

Llegará el momento en que mi hija necesitará un tubo de alimentación. Aún no, pero pronto.

Ajustes a la silla de ruedas

Las sillas de ruedas deben tener ajustes regulares para niños en crecimiento. Algunos los puedes realizar en casa, otros necesitan las recomendaciones de los terapistas, doctores y proveedores de equipos de movilidad.